Cinco razones por las que los cruceros en Galápagos hacen de las vacaciones algo espectacular

Cuando piensas en las islas Galápagos, te vienen a la mente palabras como prístino, remoto y paraíso. Situadas frente a la costa de Ecuador, estas islas protegidas del Pacífico ofrecen al viajero aventurero una de las vacaciones más gratificantes e inspiradoras de su vida. La mejor manera de llegar a estas islas es en avión, y luego se lo enruta en un barco de expedición.

Aquí hay cinco razones por las que los cruceros en Galápagos son perfectos para familias, entusiastas de la naturaleza, jubilados y aquellos que buscan algo fuera de lo común.

  1. Historia natural

Las Islas Galápagos se hicieron famosas por Charles Darwin, quien utilizó las observaciones de la vida silvestre en las islas para escribir su libro revolucionario, El origen de las especies, que se basó en el trabajo de su abuelo, Erasmus Darwin. Además de proporcionar una maravillosa conversación de sobremesa al respecto de esta famosa teoría, podrás ver por ti mismo lo que Darwin vio con sus propios ojos hace casi doscientos años ya que no ha habido muchos cambios. De hecho, las Galápagos están lo más cerca posible de un “ambiente prístino”. Mientras estés allí, puedes visitar la Estación Científica Charles Darwin, en Puerto Ayora, para obtener más información.

  1. Actividades en medio de la comodidad

Hay mucho que hacer en los cruceros de Galápagos, incluyendo:

  • Senderismo y observación de aves: Si estás buscando kilómetros de hermosos senderos para recorrer antes del almuerzo o si quieres ver aves despertando con el sol, las Galápagos lo tienen todo.
  • Snorkel y buceo: Practica snorkel en aguas abiertas y observa de cerca a los lobos marinos en estado salvaje.
  • Flora y fauna: ¿Eres amante de la vida? Toma un tour avanzado que explora la diversidad de las islas en su flora y su fauna.
  • Nadar y jugar en la playa: Pasa el día en una playa sin aglomeraciones, donde podrás nadar en el azul profundo del Océano Pacífico y jugar en la arena antes de explorar las áreas culturales de la isla o regresar a tu barco para tomar una siesta.

Y cuando hayas terminado de explorar las islas, regresa a tu barco para una ducha rápida, una comida caliente y una conversación maravillosa rodeado de lujosa comodidad.

  1. Una cultura única

Hay cuatro islas habitadas en Galápagos con una población total de alrededor de 25 000 habitantes. ¿Quiénes son estas personas? Conforman una cultura única de colonizadores sudamericanos y europeos que se asentaron en las islas principalmente en el siglo XX, cuando las islas estaban completamente deshabitadas. Cuando se piensa en lo separadas que están estas islas (1000 km de la costa de Ecuador), se puede apreciar verdaderamente la cultura única de la isla.

  1. ¿Es usted un artista?

Escritores, pintores, fotógrafos y otros artistas acuden a Galápagos por una buena razón; este grupo de islas ofrece inspiración. En un crucero por Galápagos puedes encontrarte escribiendo poesía, ideando el comienzo para una nueva novela, pintando una obra maestra o tomando fotografías ganadoras de premios.

  1. Es divertido y remoto

¿Cómo es posible que no estés de buen humor rodeado de tanta belleza? Cuando tomas un crucero en Galápagos, una de las mejores partes de la aventura es estar tan lejos, tan lejos de la vida ordinaria. No hay multitudes en estas islas; los animales superan en número a las personas. Todos y cada uno de los visitantes tienen un acercamiento sin prisas a su crucero en las Galápagos.

Los cruceros en Galápagos se destacan para una experiencia vacacional verdaderamente única. Esta parte del mundo es diferente a cualquier otro destino en la Tierra y lo ha sido durante mucho tiempo. Puedes elegir tu itinerario ideal e ir a tu ritmo en uno de los lugares más puros y perfectos del planeta.