Las siete especies más interesantes encontradas solamente en Galápagos

¿Qué trae a los viajeros a las Islas Galápagos? Una de las respuestas más comunes es la vida silvestre. Si bien los safaris y las caminatas árticas tienen su atractivo, no hay otro destino como las Islas Galápagos. Las especies que no se ven en ningún otro lugar de la tierra existen en este mar y paisaje únicos.

Las Galápagos sigue siendo el único lugar para ver muchas maravillas de la vida silvestre debido a su aislamiento de otros continentes. Además, no hay mejor manera de ver la vida silvestre que verla en su hábitat natural, comportándose de manera infinitamente entretenida para su público.

La más única vida silvestre de Galápagos

Las Islas Galápagos tienen una gran concentración de especies, muchas de ellas endémicas y bastante únicas. Esto significa que algunas solo se ven en Galápagos y que se han adaptado al medio ambiente. Puedes tener encuentros con delfines, ballenas, pelícanos, zayapas, lobos marinos y otros animales comunes, pero algunos de los animales de Galápagos que hacen que su viaje sea especial son los siguientes:

  1. Fragata magnífica: La gigantesca garganta roja de la fragata magnífica macho es un espectáculo que deja huella en los viajeros. Cuando los machos están cortejando a las hembras, se hinchan de la manera más llamativa.
  2. Tortuga gigante de Galápagos: Las tortugas de Galápagos son tan icónicas como grandes. La mayoría de la gente no sabe que “galápago” significa tortuga en español. Dado que las islas están desprovistas de depredadores, estos amables gigantes han podido prosperar. Algunos de ellos incluso viven más de 100 años. Están altamente protegidos, lo que permite que su número —que antes era cada vez menor debido a los colonos humanos— vuelva a crecer.
  3. Albatros ondulado: Los albatros ondulados de Galápagos son los únicos que se encuentran en los trópicos. También son las aves más grandes de las islas, y deleitan a la gente con un adorable baile de apareamiento en donde se besan.
  4. Pingüino de Galápagos: Este es el único pingüino que vive al norte de la línea ecuatorial, y por ello también es el más pequeño. Como muchos pingüinos del sur de la línea ecuatorial, los pingüinos de Galápagos se aparean de por vida.
  5. Iguana marina: La iguana marina es la única lagartija marina que existe porque evolucionó a partir de las iguanas terrestres. Al llegar a Galápagos descubrieron que su única fuente de alimento estaba bajo el agua, por lo que se sometieron a un proceso evolutivo para adaptarse al medio ambiente y sobrevivir. Los visitantes se deleitarán con su vibrante textura y colorido, así como también encontrarán interés en su historia. Por ejemplo, ¿sabía usted que la iguana marina tiene fosas nasales especiales que filtran la sal?
  6. Lobos marinos de Galápagos: Los lobos marinos son una de las atracciones favoritas en las islas porque interactúan y juegan con la gente.
  7. Cormorán no volador: Los cormoranes en Galápagos son grandes, probablemente debido al hecho de que no pueden volar. Son los únicos cormoranes del mundo que han perdido la capacidad de volar, pero eso es definitivamente una fascinación para los miembros de Audubon.

Observador de aves, aficionado submarino o amante de los animales: Cuándo visitar

Los animales de Galápagos son abundantes, y cada época del año presenta diferentes tipos de avistamientos y comportamientos. Aunque en general no existe una mala época para ver animales en Galápagos, si deseas ver tipos específicos, lo mejor es investigar un poco para encontrar el mejor momento para visitar.

Algunos de los mejores momentos para visitar son los siguientes, dependiendo de su interés:

  • Observadores de aves: Los observadores de aves se beneficiarán durante todo el año. Las especies son prolíficas: desde el ruiseñor y los pinzones de Darwin hasta el famoso piquero de patas azules.

Amantes de los animales: Aquellos que vienen a ver los animales de Galápagos se darán cuenta de que cualquier momento del año es adecuado. Sin embargo, puedes venir desde agosto hasta noviembre para ver dar a luz a los lobos marinos, o en diciembre para ver incubar a las tortugas gigantes. Otras fechas destacadas comprenden junio para observar a las ballenas jorobadas, y de mayo a septiembre para potencialmente admirar el juego de los pingüinos.

  • Snorkelistas y buzos: Las aguas que rodean las islas están llenas de vida marina durante todo el año. Según varias fuentes de buceo, no hay un momento específico que sea mejor para que los buceadores serios visiten y observen esta vida marina única.

El viaje de la vida

Imagina navegar por las Islas Galápagos con un destino diferente cada día. Aun mejor cuando eres hospedado por gente que sabe y ama todo lo que las islas tienen para ofrecer a los visitantes, y que puede compartir información interesante sobre los animales de Galápagos.

Las Islas Galápagos son las vacaciones definitivas, donde la naturaleza es siempre hermosa, prístina y ocupada. Es el viaje de tu vida que permanecerá en la memoria mucho tiempo después de que hayas regresado a casa.